Taller P.F. PEJ 2022

Tras cuatro días de intenso trabajo toca recoger, valorar y examinar nuestra labor en los talleres de vocación en los que nos animaron a participar desde la organización de la PEJ en Santiago de Compostela.

A contrarreloj, con el tiempo justo y sin pausa, pero… ¡qué gran experiencia! Ha sido enriquecedor y sorprendente poder estar en contacto con centenares de jóvenes que se han mostrado dispuestos, atentos y receptivos a hablar de amor en pareja, a dejarse “enamorar” de un proyecto de vida plena, a ser conscientes de que deben ser exigentes en una elección tan importante para el crecimiento personal y de la familia.

Hablar de amor es ser ñoño, poco realista e incluso utópico en los tiempos de prisa, superficialidades e insatisfacciones actuales. Si además se hace desde una perspectiva cristiana, es estar loco de atar. Pero bendita locura la que hemos compartido con estos jóvenes…

La locura de la vocación de entregarse al otro; de formar un proyecto familiar y un plan de vida sin fecha de caducidad; de estar reescribiendo una y mil veces el guión soñado que tenemos en nuestra cabeza y adaptarlo al proyecto que Dios quiere para nosotros.

El matrimonio, la vida familiar, es una vocación y un sacramento, un signo de amor y compromiso en un mundo a veces frío e individualista, que nos lleva a encerrarnos en nuestros egoísmos en lugar de abrirnos a los demás y dejarnos interpelar por la realidad.

Este taller nos dio la oportunidad de sugerir ideas y ayudar a formular preguntas e inquietudes. Ahora viene lo más difícil: ¿qué quiere Dios de mí? ¿cómo responder en la vida diaria a Aquel que siempre me pide un poquito más? ¿cómo encajar mi proyecto con el de otra/otro y crear algo que va más allá de nosotros dos?

Sabéis que estamos a vuestra disposición para todas las dudas y comentarios que queráis hacernos.

© 2021 - Archidiócese de Santiago de Compostela