MISION:

  • Fomentar familias cristianas con un compromiso por hacer el Reino de Dios en este mundo.

 

OBJETIVOS

  • la evangelizacion de la sociedad desde la familia :

Toda pastoral tiene que reflejar la misión de la Iglesia: Anunciar el evangelio, celebrar la fe y servir a la comunidad. Desde la pastoral familiar queremos anunciar la buena nueva de Jesús sobre la familia y la vida, el “amaros unos a otros como yo os he amado” debe estar presente en la comunidad conyugal y en la vida familiar. Este anuncio lo hacemos en los cursos de preparación al matrimonio; en la preparación de los padres que solicitan el bautismo para sus hijos; en las escuelas de padres, etc. En la familia celebramos casi todos los sacramentos y acontecimientos de la fe. Y en la familia servimos a los demás acogiéndolos cuando nacen desvalidos y cuidándolos cuando por ser ancianos ya no pueden valerse por sí mismos. Si evangelizamos a la familia, estamos evangelizando a la sociedad.

 

  • que la familia cristiana tome conciencia de que tiene que ser evangelizadora:

Entendemos la pastoral familiar no solamente como la pastoral que se hace con las familias y hacia las familias, entendidas como objeto de la evangelización, sino también como la pastoral que se hace desde la familia como sujeto activo de la evangelización. Ha dicho el papa que “el futuro de la evangelización depende de la familia”. Tenemos que evangelizar porque es un deber de los bautizados, no se trata solamente de que cada vez haya menos sacerdotes, sino que es misión de todo bautizado.

 

  • suscitar la incorporación de las familias como agentes de la pastoral familiar :

Este objetivo es consecuencia de lo anterior. Debemos hacer un esfuerzo por lograr que se incorporen nuevos matrimonios y familias a esta tarea pastoral. Aquí los movimientos familiares tienen un lugar preferente de acción por su propio carisma y deben descubrir su vocación al apostolado. Aunque el carisma de su grupo sea la espiritualidad conyugal deben convencerse de que no hay espiritualidad sin compromiso apostólico.

 

  • que las familias cristianas asuman el compromiso de construir una sociedad mas humana

Todos los bautizados estamos llamados a ser luz del mundo y sal de la tierra, si las familias cristianas vivimos nuestra fe como un compromiso con el mundo al que hemos sido enviados podemos colaborar de un modo eficaz a que en el mundo haya más amor y menos odio, más preocupación por los demás y menos indiferencia, más solidaridad y menos egoísmo.

 

 

ESTRATEGIAS

  • Identificación de agentes de pastoral
  • Formación de agentes de pastoral
  • Integrar la pastoral familiar en las parroquias.
  • Mejorar la catequesis prematrimonial.
  • Crear una oficina de asesoramiento familiar.
  • Crear una adecuada estructura para la implantación de estas estrategias.

PROGRAMAS