“Teniendo en cuenta la importancia de la vida familiar, la pastoral no puede descuidar este ámbito. Refuércese la delegación diocesana de pastoral familiar con un equipo que potencie este campo elaborando materiales y manteniendo encuentros por las distintas zonas de la diócesis para orientar y dinamizar la pastoral familiar de las parroquias” Sínodo diocesano disposición 68.

Para dar cumplimiento de las normas y disposiciones del Sínodo Diocesano se reunieron el S. Obispo Auxiliar en su calidad de Vicario de Pastoral y los Delegados de Pastoral Familiar para abordar este mandato del Sínodo y concretar las formas de iniciar un proceso de renovación de la pastoral familiar diocesana.

El primer aspecto pastoral que se ve necesario afrontar y reformar es el de la preparación de los novios al sacramento del matrimonio.  Se acuerda tener una asamblea con los responsables de los centros de preparación al matrimonio y sus colaboradores en la que se analice cómo es y cómo debe ser la preparación al matrimonio. Esa asamblea estará precedida de la realización de una encuesta a los arciprestes para pulsar cómo se está realizando esta actividad pastoral y cómo se puede dar cumplimiento a lo aconsejado por el Sínodo Diocesano.