Objetivos genéricos del programa.

  • Crear alguna estructura de apoyo para el asesoramiento familiar
  • Disminuir la problemática familiar
  • Aumentar la cohesión de los matrimonios cristianos y no cristianos.

Actuaciones programadas

  • Conocimiento de las aportaciones del Estado y sus estamentos para la solución de las dificultades en el ámbito familiar.
  • Solicitar la colaboración profesional de algún asistente social que quiera y pueda ofrecernos sus conocimientos en el tema.
  • La creación de un centro de orientación familiar es un reto para la Delegación, ya que su complejidad tanto de creación como posteriormente de funcionamiento, exigen una seria reflexión y cálculo de posibilidades antes de su puesta en funcionamiento.
  • Ofrecer ayuda a aquellos matrimonios que tengan dificultades en su convivencia y busquen una solución antes de llegar a la ruptura.
  • Buscar pautas de actuación pastoral con los creyentes que no pudiendo participar plenamente en la comunión eclesial por su situación matrimonial desean de algún modo participar en la vida de la Iglesia.   La actuación eclesial con las familias que se encuentran en estas situaciones debe ir encaminada a facilitarles la cercanía y el encuentro con la comunidad eclesial y no a dificultar aún más su relación con la iglesia por actuaciones excesivamente rígidas o intransigentes.    Lo dicho anteriormente se aplicará aún con mayor cuidado cuando se trate de la educación o preparación de los niños para la recepción de los sacramentos, puesto que los niños son los que sufren y no los causantes de las situaciones difíciles que les toca vivir.